lunes, 15 de septiembre de 2014

Animaniacs! (1995, Génesis)


Plataforma: SEGA Génesis
Género: Plataformas
Año: 1995
Desarrolladora(s): Konami
Textos: Multi




Bienvenidos al maravilloso universo de Animaniacs! en SEGA Génesis. Tal y como dije en mi review del Tiny Toon Adventures de esta misma plataforma, es inspirador lo bien que los grafistas de Konami logran capturar el espíritu de los cartoons con los que trabajan. Casi que espero a Yakko, Wakko, y Dot saltar de la pantalla y convertir mi tarde en un infierno.


Y hablando de capturar la esencia! Esta escena que vemos aquí es la que marca el objetivo del juego, pero está empaquetada con una deliciosa dosis de humor Warner. En lugar de decirnos lo que tenemos que hacer, los personajes se ponen a discutir filosóficamente acerca de los tiempos que corren, y la convergencia de distintos medios artísticos, lo que les permite estar en un videojuego. De más estaría decir que esto es una genialidad, ya que bien podrían habernos dado una pared de texto plano sin ningún otro atractivo, pero sin embargo aquí tenemos a los tres personajes principales interactuando con la misma filosa picaría de la que tanto han sabido hacer gala en el programa que estelarizan.

El argumento cuenta que los Warners desean abrir una tienda de basura hollywoodense para poder acosar a algunas estrellas que son de sus agrados. Es una premisa muy simple -que cabría en una servilleta-, pero con personajes como estos realmente no necesitás nada más. Ellos la hacen funcionar.


No existe mejor forma de iniciar un juego de Animaniacs! que saliendo de la torre de agua.


Manejamos a los tres personajes a la vez, y cada uno tiene una habilidad especial y única, lo que vuelve imperioso el cambiar entre ellos para poder resolver los distintos puzzles que se nos presentan. No es posible terminar ningún nivel operando sólo a uno de ellos, y me agrada la idea de que cambien con una simple pasada sobre el botón C -en lugar de interrumpir el gameplay con alguna otra clase de interacción-. En la imagen se puede ver a Yakko moviendo una caja desde la cual podremos saltar la pared que nos interrumpe el paso.


Thaddeus Plotz! Sé que este es solo el nivel de tutorial, pero es un tanto inquietante que sea tan inofensivo como un cachorro. Debieron haberlo guardado para más adelante.


Wakko enciende la mecha con su mazo. No discutas con su lógica... él sabe lo que hace.


Like Abbott and Costello, like Sonny and Cher, like Martin and Lewis, they are the perfect pair!

Like Lauren and Hardy, like Fontanne and Lunt, they are perfectly mismatched, they are Rita and Runt!


Permitanme salir por un segundo de la review para aclarar algo: yo AMO furiosamente a estos dos, ya que son mis Animaniacs favoritos y -de hecho- los que me hicieron ver el programa. Desgraciadamente su historia no es muy feliz, ya que después de tan solo trece apariciones, fueron relegados a hacer cameos por el resto del tiempo que ese show estuvo al aire... muchas versiones se han dicho al respecto, siendo la más factible que el tener a una diosa de Broadway como Bernadette Peters en el rol de Rita era demasiado para el presupuesto del programa, pero cualquiera fuera el caso, es siempre muy bonito verlos hacer algo, aunque sea sólo otro cameo como este (porque ese es exactamente el problema: esta es su única aparición en el videojuego).

Con todo, quisiera compartir un enlace con ustedes, porque me da mucha bronca que estos chicos hayan terminando tan mal; deleiten sus ojos y oídos con «Humans».


Password por pasar el tutorial! Yo también te quiero, juego.


Bienvenidos al mapa general de Animaniacs! En esta pantalla puedo elegir el mundo que jugaré (en cualquier orden), pero lo que la hace tan especial es la cantidad de personajes que aparecen en ella: no solo somos perseguidos por Ralph T Guard, sino que además ahí están el Dr Scratchansniff, Thaddeus Plotz, y Hello Nurse (plus Rita y Runt). ADORO el nivel de cariño y la atención al detalle puestos en esto.


Primer mundo! «Bungle in the Jungle: The adventure of Dirk Rugged VII». Estoy seguro que este debe ser un chiste cultural de algún tipo, pero se me escapa.

Es más que claro que vamos por su sombrero (y el juego lo remarca, por las dudas).


Helllloooooooo Random Robot!


Wakko sigue haciendo uso de su impecable lógica. Juro que la próxima vez que necesite encender el horno, voy a probar pegándole con un mazo de madera.


Dot enamoró a esta especie de Hope, así que vamos a saltar en su cabeza por... razones.


Esta parte es una pesadilla: es ridículamente fácil caerse del robot, y las espinas esas causan una atroz cantidad de daño a nuestro trío. Justo lo que necesito mientras intento tomar screenshots decentes.


Depresiva imagen del condenado Yakko. Acabo de perder una vida.

Por cierto, notese como el HUD en donde se muestran las caras de nuestros amigos cambia dependiendo de como andan de salud (existen bastantes imágenes también, y son diferentes para cada protagonista. Lindo detalle).


Nueva sección. Yakko no se ve muy contento, sin embargo.


Esta imagen siempre me ha confundido un poco: esos lagartos no son orgánicos, pero tampoco suenan como robots.

Y hablando de "sonar", la música es muy amena en esto, y cada escenario tiene su propia composición también.

Los efectos de sonido están bien balanceados, se escuchan suavecito, y no distraen de la mencionada música.


Ralph es un tipo persistente... quiero decir, está montado en un cocodrilo.


Aquí es cuando el juego comienza a ponerse mediocre. Esto no es nada más que una -poca imaginativa además- copia de un conocido nivel del Super Mario 2. Con todo, hay que amar la actitud de Yakko, que juega con su paleta indiferente de la cascada.


Si, no podían faltar los troncos.


Hay que activar un switch en la parte baja del canal para desbloquear la puerta... ¿qué como lo hacemos? MAZO! Wakko 2015.


Esta nueva sección es un insulto a la anterior. Literalmente puedo pasarla sin poner mis manos en el control.


Uh! un puzzle de contrapesos! Me pregunto como lo pasaré...


Ok, estoy al límite de mi energía y tengo que esquivar esas rocas que caen con desmoralizante regularidad. Para completar el conjunto, hay letales espinas en el fondo.


¿Es idea mía o Yakko y Dot disfrutan el sufrimiento de Wakko? Vaya hermanos que resultaron ser!


Puzzle de bloques que desaparecen. Nada mal.


No voy a mentir: eso fue una pesadilla... y todo se debe a que la superior altura de Yakko lo hacía colisionar con los bloques que re-aparecían, haciendo que termináramos los tres directamente en el suelo. La única solución que le encontré a esto fue simple pero molesta: seleccionarlo a él.

Se me hace que esta parte no pasó por el departamento de beta-testeo.


Distinto paquete, mismo producto... me parece un poco temprano para re-utilizar el truco de los bloques que desaparecen. Lindo efecto, sin embargo.


Tras quince minutos de cómicamente fallar en las dos clases de bloques mágicos... nueva sección!


Nuevamente no pienso mentir... está MUY bueno eso.


Ok, ven esa cosa que acabo de señalar en un círculo rojo? Parece un regalo de los cielos, pero es todo lo contrario. Si la toco, vuelvo automáticamente a un punto anterior al de los bloques invisibles.

Cuanta maldad hay en este mundo.


Llegamos a la salida del nivel. Yakko no puede contenerse... y yo tampoco.


Pero por supuesto que el juego no me iba a dejar ir sin una batalla final. Bring it on, Ralph!


El objetivo es noquearlo con esas piedras cuando se encuentra en la parte superior del escenario... pero esto no es tan simple como se oye, ya que Ralph puede tomar un montón de abuso, y además está armado con bombas, su peso, escombros, y una red.

Uh, hey, Pinky y Cerebro!.


Good ol´ Ralph luce como si estuviese oyendo la bomba. Hmmm.


Después de una larga y enconada batalla, finalmente logramos pasar al gordinflón guardia, y procedemos a reclamar nuestro premio!


Saboreen el momento muchachos, se lo han ganado.


Notese lo vandalizado que quedó el Estudio 1. Un tornado causaría menos daños.



En conclusión: Animaniacs! no es un mal juego, pero tampoco pasa de regular.

El juego parte de la base correcta, pero rápidamente se transforma en un rejunte de ideas sueltas que los desarrolladores fueron teniendo y acabaron, por alguna razón, implementando en el mismo. No existe la coherencia en su desarrollo (por más que, por la temática en la que se basa, tampoco debería existir) y a partir de esto, el goce que debería estar garantizado, se vuelve un premio a la paciencia de los jugadores mas avezados.

No lo recomiendo, pero tampoco voy a negar que pasé un lindo rato con el.